Canchas rápidas versus canchas de polvo de ladrillo

Captura de pantalla 2014-09-23 a la(s) 12.25.45.png

La discusión acerca de cuál es la mejor superficie para jugar tenis es muy amplia y depende de muchos factores tales como costo, requerimientos de formación, mantenimiento, empleabilidad o uso, etc.

En este post nos dedicamos a anlizar algunas de las principales características de ambos tipos de superficie, canchas de polvo de ladrillo y canchas duras.

1 Mantenimiento. El costo de mantenimiento de una cancha de tenis de polvo de ladrillo es muy oneroso debido a que es necesario tener una persona dedicada todos los días a la conservación de su buen estado, es necesario regarla continuamente, es necesario reponer la arcilla que se ha volado, es necesario tizar las líneas si no posee flejes, y si los posee, es necesario cambiarlos cada 1 o 2 años. Además, la cancha necesita ser descompactada al menos 2 veces al año, y luego de este proceso la cancha se presenta muy blanda con innumerables molestias para el jugador: bote de la pelota imperfecto, cancha extremadamente lenta, dificultad para traccionar al enfrentar una carrera, etc.

2 Horas de uso. Si establecemos como base el período de un año, podemos decir por ejemplo, que en climas lluviosos existe un mayor potencial de aprovechamiento de juego en hasta un 20%. Esto porque las cancha duras permiten dejar escurrir el agua rápidamente por su superficie hacia los sumideros perimetrales. Por esta razón, luego de una lluvia, basta con secar con soplador y utilizar en no más de 30minutos luego de la lluvia. Las canchas de polvo de ladrillo, en cambio, suelen saturarse y acumular agua en su superficie. Salvo que el sistema de drenaje sea extremadamente bien diseñado, lo cual es muy costoso, las canchas de arcilla tendrán un periodo que puede ser de horas a días sin poder usarse. Lógicamente, esto se traduce en una mayor rentabilidad porque las canchas podrán tener más horas de alquiler, clases, eventos, torneos, etc.

3. Costos. Siempre es una mejor inversión financiera construir canchas rápidas. Si se hace una evaluación financiera para saber qué inversión es más rentable, tanto en el mediano plazo como en el largo plazo, la decisión de construir una cancha rápida es siempre una buena determinación. No sólo por el mayor porcentaje potencial de uso, sino que principalmente por el costo de mantenimiento. Con una cancha rápida se ahorran grandes gastos en mano de obra de mantenimiento y materiales, lo que se traduce que la mayor inversión inicial, se puede recuperar en no más de 2 años. Un proyecto deportivo no puede ser evaluado a menos de 5 años. Es por esto que la decisión de construir una cancha rápida en comparación con una cancha de polvo de ladrillo es siempre muy rentable.

4. Jugadores Profesionales. Los jugadores profesionales prefieren canchas rápidas. Ya sea porque el bote es siempre perfecto o porque les resulta más fácil traccionar al correr o porque los partidos suelen ser más cortos, en términos generales los jugadores prefieren las canchas rápidas.

5. Aspecto visual y estético. Los organizadores de eventos prefieren las canchas rápidas. Es mucho más atractivo para el publico ver un partido de tenis en cancha rápida que en cancha de arcilla. En la televisión, por ejemplo, el contraste que se genera entre la pelota de color amarillo y la cancha de tenis, es mayor cuando se transmite un partido en cancha dura, que en cancha de arcilla. En esta última, es difícil seguir la pequeña pelota que se ve desde el televisor. Además, se pueden escoger innumerables colores lo que hace muy atractivo el espectáculo.

6. Disponibilidad de canchas en Sudamérica. Déficit de canchas rápidas en Sudamérica. En Sudamérica es común que las canchas de tenis se construyan en polvo de ladrillo. Sin embargo, esta tendencia está cambiando. Chile es un ejemplo de ello. Hace 10 años se construían en Chile un 90% de canchas de polvo de ladrillo y un 10% en otras superficies. Hoy se construyen alrededor de un 70% de canchas rápidas y menos de un 20% de canchas de polvo de ladrillo. Las razones se pueden encontrar en los párrafos precedentes, pero también en la necesidad de que nuestros tenistas profesionales tengan un lugar de entrenamiento antes de participar en torneos de canchas duras. Por ejemplo, de los 4 torneos de Gran Slam, 3 son en cancha rápida y sólo 1 en cancha de polvo de ladrillo. De los torneos Master 1000, el 80% son en cancha dura. Y así, la estadística se repite para los torneos profesionales Challengers y Futuros.

7. Formación de jugadores Junior. La formación de tenistas, está comprobado, debe integrar las distintas superficies de juego para que el deportista tenga la visión global del deporte y sepa tener el mejor rendimiento en todas las superficies de juego. En particular nuestros mejores exponentes han tenido que viajar a Europa, Asia o Norteamérica, para practicar y dar sus primeros pasos en canchas duras. Esto resulta muy caro, y la tendencia es que a futuro se desarrollen más torneos en canchas duras en nuestro subcontinente.

¿Es mejor construir una cancha de tenis de polvo de ladrillo o una cancha rápida?

Mauricio Ibarra

Ingeniero Civil UC

Featured Posts
Recent Posts